Imprimir

Agregar a Mi Selección
En Puebla despojo y fraude
  • Rafael Moreno Valle y su exjefe Melquiades Morales fraguaron hurto por 3 mil millones.
  • Destinaron predios de reserva territorial para negocio inmobiliario y robaron a empresario

Unomásuno
País: /México Fuente: Periódico
Sección: Política Tipo Nota: Ocho Columnas
Publicación: 21/05/2012
Autores: Alejandro Abrego-Javier Calderón
Páginas: 12, 13
NC: FC:
Costo: $127680
Descripción:
Tiraje: 70000
Calificación: Tipo:
Tras el despojo realizado por el gobernador poblano, Rafael Moreno Valle Rosas contra Inmobiliaria HENA, propietaria del predio de 17.5 hectáreas en que se asienta el parque de diversiones "Valle Fantástico", se oculta un gigantesco, multimillonario fraude con más de 500 mil metros cuadrados de la reserva territorial AtlixcáyotlQuetzalcóatl, ubicada en los límites de la capital del estado, San Andrés Cholula y San Pedro Cholula. Se trata ni más ni menos de terrenos cotizados en casi 3 mil 60 millones de pesos, que fueron sustraídos de la mencionada reserva territorial en 2004 por el entonces gobernador, Melquiades Morales, con Rafael Moreno Valle Rosas como encargado de Finanzas. Pero además, eso dio pie para un fabuloso negocio inmobiliario con edificios, centros comerciales concesionados, fraccionamientos residenciales y ¡Mucho dinero! Todo inicia con la transferencia o sustitución de 47 hectáreas que estaban destinadas a un Parque Metropolitano en la Reserva Territorial AtlixcáyotlQuetzalcóatl, a cambio de otras 51.67 hectáreas, con el fin de que en las primeras se fincara el Tec de Monterrey campus Puebla-Cholula en un total de 17.5 hectáreas, misma cantidad de terreno que se vendió a Inmobiliaria HENA, cuyo administrador general, es el señor Ricardo Henaine Mezher. Incluso sobre la traslación de dominio del predio de referencia, se inscribió el instrumento (escritura) público 20,628 en la notaría 31, cuyo titular Rafael Gutiérrez Martínez, asentó el hecho el 11 de febrero de 2004, donde señala que "A) ACUERDO E INSTRUCCIONES DE SEGREGACION DE UNA FRACCION DEL PREDIO, Y DONACIÓN A TITULO ONEROSO DE LA MISMA A FAVOR DE 'INMOBILIARIA HENA', SOCIEDAD ANONIMA DE CAPITAL VARIABLE, representada en este acto por su Administrador General el señor licenciado RICARDO HENAINE MEZHER". En la misma escritura se establece que en ese acto de transmisión o traslado de dominio, comparece en carácter de "FIDEICOMITENTE 'A', el 'GOBIERNO DEL ESTADO DE PUEBLA, representado en este acto por los Titulares de las Secretarías de Gobernación; de Finanzas y Administración; de Desarrollo Evaluación y Control de la Administración Pública; y de Desarrollo Urbano, Ecología y Obras Públicas, respectivamente los Ciudadanos Maestro Carlos Arredondo Contreras, Gerardo Francisco Bárcena Compeán, licenciado Héctor Jiménez y Meneses y Licenciado Carlos Palafox Vázquez, denominándoles en lo sucesivo y para efectos del presente instrumento GOBIERNO DEL ESTADO; este último, representado por el INSTITUTO POBLANO DEL DEPORTE Y LA JUVENTUD en su carácter de FIDEICOMISARIO '13'; LA FUNDACION ALEJO PERALTA Y DIAZ CEBALLOS, I.A.P., representada por el ingeniero Carlos Peralta Quintero, en su carácter de FIDEICOMITENTE 'C' y FIDEICOMISARIO 'C'". Es decir, la trasmisión del dominio se hizo con todas las de la ley, con la participación directa de altos funcionarios de la administración de Melquiades Morales. Hasta ahí todo bien, pero las cosas empezaron a torcerse cuando para compensar el retiro de las 47.5 hectáreas destinadas al "Eco Parque Metropolitano", el gobierno de Melquiades Morales Flores ofreció diversas fracciones de terreno hasta completar 51.5 hectáreas, es decir, quinientos 15 mil metros cuya ubicación sólo quedó en archivos, pero cuyo destino legal se desconoce, aunque se sabe que sirvieron para alzar propiedades privadas de vivienda, negocios concesionados, incluyendo condominios y fraccionamientos residenciales. El precio por metro cuadrado fue calculado por los expertos inmobiliarios en 6 mil pesos, lo cual daría la bonita suma de 3 mil 90 millones de pesos. Cantidad nada despreciable, si a ello se suma lo que pagó Inmobiliaria HENA por las 17.5 hectáreas que se le asignaron (Diez millones de pesos). Al Tec de Monterrey no se le cobró nada, se le obsequiaron los terrenos y además se adjudicó otras seis hectáreas donde se ubicaba un velódromo. Sobre esta transacción o sustitución de predios, se apuntó el 26 de noviembre del 2004, en la "Minuta de la reunión de trabajo, celebrada en la sala de juntas de la Dirección General de Desarrollo Urbano y Suelo de la SEDESOL, con el Fideicomiso Público de la Reserva Territorial Atlixcáyotl-Quetzalcóatl del Gobierno del Estado de Puebla y la Dirección General de Desarrollo Urbano y Suelo de la SEDESOL", todo el acuerdo al respecto. Dicha junta se celebró en el Distrito Federal y en ella participaron por Sedesol: el arquitecto Pedro Cosío Pesado, Director General Adjunto de Desarrollo Urbano y Suelo, Rafael Vargas Muñoz, Director de Suelo Urbano y Sotero Ortiz Castañeda, Director de Planificación Urbano Regional. Por el Fideicomiso Público de la Reserva Territorial Atlixcáyotl-Quetzalcóatl asistieron Carlos Omar Vergara Valderrábano, Director General del Fideicomiso Reserva Territorial y Faustino Luis Gaviña Reyes, Director Técnico del Fideicomiso. En esa reunión del 26 de noviembre, se complementó la propuesta hecha a la Secretaría de Desarrollo Social, por parte del Fideicomiso de la Reserva Territorial Atlixcáyotl-Quetzalcóatl para sustituir las 47.5 hectáreas donde se asienta actualmente el Tec de Monterrey y el parque Valle Fantástico. Dicho complemento fue presentado en la reunión citada, mediante el oficio FPRTAO/DG/5113/2004 con fecha del mismo 26 de noviembre, donde se especifican las áreas compensatorias a las 47.7 hectáreas multicitadas.

Ahí se establece que esas áreas compensatorias se ubican en 11 polígonos diferentes dentro de la misma Reserva Territorial AtlixcáyotlQuetzalcóatl, uno de ellos identificado como Distribuidor 3 que se localiza en el área de influencia inmediata a la reserva, que sumadas dan una superficie total de 51.67 hectáreas. Se establece también que "cada uno de estos polígonos fueron revisados uno por uno en el Plan de Zonificación de la reserva territorial". Durante la misma reunión, explica la minuta, se dice que el Fideicomiso se compromete a "recuperar 5.0 hectáreas actualmente invadidas, las que se localizan en la misma reserva, específicamente en: UDU LT4 de 1.2 hectáreas, área suroriente del distribuidor Humbolt con 0.7 ha y fracciones de las UDU SA-7, SA-8 y SA-9-1 con 3.0 ha. Dichas superficies se sumarán a las 51.67". A esa presentación, la dependencia federal deja asentado en la minuta de la reunión que "Con base a esta propuesta final, SEDESOL es dar por satisfecha; y hace un reconocimiento al Fideicomiso por el esfuerzo que realizó, para asignar dentro de la misma Reserva Territorial Atlixcáyotl-Quetzalcóatl, estas áreas compensatorias que restituyen las 45.77 ha originalmente destinadas al Parque Metropolitano". "Por su parte, dice la minuta, y a fin de formalizar esta propuesta, el Fideicomiso se compromete a gestionar ante la SEDURBECOP del Gobierno del Estado de Puebla, que las 51.67 ha de superficie compensatoria, se incorporen al Programa Subregional de Desarrollo Urbano para los municipios de Cuautlacingo, Puebla, San Andrés Cholula y San Pedro Cholula a través de la sexta modificación". Esto es que todo se hizo conforme a ley y no obstante ello, el actual gobernador, insiste en despojar de su propiedad a Inmobiliaria NENA,, titular del parque de diversiones Valle Fantástico, incluso contraviniendo órdenes de juez federal. Ahora bien, tal terquedad del gobernador Moreno Valle Rosas, sólo puede tener un fundamento y es, el que las 51.67 hectáreas compensatorias ¡No existen! O bien, ya fueron vendidas incluso por su ex jefe Melquiades Morales Flores, lo que constituiría un millonario fraude.

Y es que al no existir disponibles las áreas compensatorias, el actual gobierno debe presentar su "Eco parque ecológico" y como no hay tierras para ello, lo más fácil es despojar al empresario Ricardo Henaine de su propiedad y así tratar de encubrir el millonario negocio inmobiliario con tierras de la Reserva Territorial Atlixcáyotl-Quetzalcóatl que insistimos, podría superar 3 mil millones de pesos. En todo caso trascendió, el empresario afectado solicitaría a un juez federal, que el Gobierno del estado presente los predios compensatorios que entregó a la SEDESOL y que presuntamente ad ministraría el Fideicomiso de la Reserva Territorial Atlixcáyotl-Quetzalcóatl, dado que existen sospechas fundadas de que esos terrenos, ya se vendieron para la construcción de unidades habitacionales y como fraccionamientos residenciales. De tal suerte que este asunto está más que vivo y puede escalar en escándalo. Esto porque los terrenos supuestamente reservados para parque ecológico, ya fueron urbanizados y como se menciona arriba, vendidos para fraccionamientos residenciales e incluso zonas comerciales. Otros segmentos que no se pueden vender, son concesionados en plazas comerciales y se ofertan como locales en renta hasta por cinco años. Tan así es que en la zona denominada Sistema Verde Atoyac, el gobierno de Moreno Valle mandó instalar anuncios ofertando locales comerciales, eso sí de manera muy ceremoniosa y convocando a aquellas personas físicas o empresas con experiencia en los siguientes giros:

Jugos y frutas frescas, franquicias de cafetería, comida rápida, paninos, croisants, baguettes galletas de amaranto, postres, refrescos líquidos y ensaladas, jugos, cocteles de frutas aguas naturales y de sabor. También se rentan espacios para gimnasios, zumba, pilates, yoga y bicicleta.