Imprimir

Agregar a Mi Selección
Tienen telenovelas efecto negativo sobre el cerebro
  • Apatía, irritabilidad y trastornos de personalidad, algunos de sus impactos: Universidad de Salzburgo
  • Generan estereotipos e inciden en la reproducción de roles
  • Afectan el desempeño académico de los jóvenes: Ceneval

El Financiero
País: /México Fuente: Periódico
Sección: Sociedad Tipo Nota: Nota Común
Publicación: 25/06/2012
Autores: Miriam de Regil
Páginas: 34
NC: FC:
Costo: $27900
Descripción:
Tiraje: 72000
Calificación: Neutra Tipo: No Calificada
Con su dosis de melodrama, donde predominan el amor, la pasión, la traición, la venganza, la violencia, la misoginia, la homofobia, el machismo o el narcotráfico, entre otros tópicos, las telenovelas se han convertido en un género que, más allá de la ficción televisiva, representa un redituable modelo de negocio para las televisoras.

Aun cuando hay quienes aseguran que estos trabajos reflejan los valores de la sociedad y pueden ayudar a mejorar el comportamiento de quienes las ven, muchos especialistas advierten que el efecto es más bien negativo pues, además de generar estereotipos, los culebrones legitiman ciertas conductas al presentarlas como normales.

Todavía se recuerda el mes de marzo de 2011, cuando el entonces secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio, reconoció públicamente a Juan Osorio, productor de telenovelas de Televisa, por ser un "promotor de la educación" al incluir en sus series televisivas temas como el analfabetismo y el rezago educativo.

"Yo he dicho muchas veces en privado, y lo digo en público, que la televisión, que muchas veces se le llama 'la caja tonta' puede también ser 'la caja más lista', el instrumento más poderoso para la educación de millones y millones de personas", dijo el extitular de Educación, quien recibió numerosas críticas por ello.

Para Katia Villafuerte, catedrática del Tecnológico de Monterrey (TEC) Campus Santa Fe, actualmente no se tienen suficientes estudios que den información respecto a lo negativo o positivo que dejan este tipo de series televisivas.

Pero explicó que lo que sí se ha encontrado es que cuando una persona ve la televisión por un periodo prolongado -particularmente las telenovelasse fortalecen los prejuicios y el telespectador "y se termina viendo más buenos a los supuestos buenos y más malos a los supuestos malos".

Por su parte Mario Diament, profesor y director del Programa de Maestría de la Escuela de Periodismo de la Universidad Internacional de la Florida, explicó que "lo peligroso de las telenovelas es que crean estereotipos. No es que estimulen la violencia pero, al presentar ciertas conductas como normales, las legitiman". Otra cuestión es que inciden indirectamente en la reproducción de roles familiares y de género.

Efectos negativos De acuedo con un estudio realizado por la Universidad de Salzburgo (Austria), se comprobó que las telenovelas tienen un efecto negativo sobre funciones básicas del cerebro.

En palabras de Erwin Höllinger, catedrático de esa institución, "las telenovelas pueden llegar a ser tan dañinas para el cerebro humano como lo son el consumo excesivo de ciertas drogas, produciendo síntomas tales como apatía generalizada, irritabilidad, trastornos de la personalidad e incluso demencia".

Asimismo, un trabajo elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Brasil muestra que las telenovelas han tenido un impacto directo en los comportamientos sociales de las mujeres en temas como el matrimonio y la familia en las últimas tres décadas.

Este estudio señala que "las tasas de fertilidad descendieron más del 60 por ciento en el país desde la década de los setenta, y las de divorcio se multiplicaron más de cinco veces desde la década de los ochenta. En el mismo periodo, la disponibilidad de equipos de televisión se multiplicó más de diez veces, llegando a penetrar hasta más del 80 por ciento de los hogares".

Respecto a la población más vulnerable, la psicóloga del TEC agregó más que por género, los más afectados son las personas que no tienen otras fuentes con las cuales puedan enriquecer su visión de la vida o sus valores.

"Desafortunadamente pueden ser las personas menos desfavorecidas económicamente y en educación porque tienen menos fuentes de donde sacar modelos aspiracionales".

Ante ello, apuntó sería conveniente tener mucha ética en lo que se pone en la televisión porque muchas veces se produce estos programas sin analizar el contenido, ni el impacto social que tiene. "Creo que esto es una irresponsabilidad que debe ser más estudiada o regulada, pero al final los negocios y ganancias se imponen".

Un análisis elaborado por el Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior (Ceneval) señala que aquellos jóvenes que dedican cuatro y hasta más de diez horas por semana en ver telenovelas, obtienen 12 puntos (de 128 preguntas) menos que aquellos que ven programas culturales en las pruebas de ingreso al bachillerato. El estudio, elaborado entre los años 1994 y 2002- pretendía analizar entonces el impacto que tienen algunos programas de televisión en el desempeño académico.