Imprimir

Agregar a Mi Selección
Busca evitar falsificación y proteger identidad de ciudadanos
Perfila IFE ocultar datos en credencial
  • El miércoles el Consejo General someterá debate los cambios
  • "Blindarán" nueva credencial de elector

El Universal
País: /México Fuente: Periódico
Sección: Nación Tipo Nota: Ocho Columnas
Publicación: 18/11/2012
Autores: Horacio Jiménez
Páginas: 1, 6
NC: FC:
Calificación: Positiva Tipo: No Calificada
El Instituto Federal Electoral (IFE) alista el lanzamiento de la nueva credencial para votar con fotografía. Para la nueva mica se planea hacer modificaciones en el contenido con el objetivo de hacerla más segura y casi infalsificable.

El órgano electoral perfila que para la nueva mica, por seguridad, se “encripte” la dirección y la edad de cada uno de los más de 85 millones de electores mexicanos.

Además, se analiza que la fotografía se cambie al lado izquierdo para estar acorde con los tratados internacionales, señalan.

El “encriptar” — acción de proteger información para que no pueda ser leída sin una clave— algunos elementos significa que éstos datos personales se mantendrán en la credencial, pero no serán visibles al ojo humano, es decir, sólo podrán ser leídos a través de máquinas especiales.

El pleno del Consejo General del Instituto Federal Electoral definirá el próximo miércoles —en sesión extraordinaria— las modificaciones a las micas que, de manera paulatina, irán sustituyendo a las actuales y contendrán mecanismos que protejan la identidad de los ciudadanos y eviten su falsificación.

La propuesta de ocultar el domicilio y la edad de los ciudadanos, tiene consenso entre los consejeros del Instituto Federal Electoral (IFE); sin embargo, entre algunos partidos políticos existe resistencia a este planteamiento.

Por eso, en los próximos días, el órgano electoral lanzará una encuesta a nivel nacional para conocer la opinión de los ciudadanos sobre el encriptamiento de sus datos personales.

En entrevista con EL UNIVERSAL, la consejera electoral, María Marván, describe que el cambio del lugar de la fotografía será porque la mayoría de las personas son diestras y no zurdas, por lo que al mostrar la mica, por lo regular se tapa la imagen con el dedo pulgar.

El contrato vigente con la empresa que produce las actuales micas está por vencerse, por lo que el Instituto Federal Electoral deberá lanzar otra licitación internacional, con el objetivo de que el ganador emita la nueva credencial a partir de julio próximo y aprovechará este espacio para hacerle algunas modificaciones.

Cambios importantes Otros cambios importantes serán: desaparecer del frente de la credencial la fotografía fantasma y el recuadro con la firma del titular; además de que tendrá microimpresiones al estilo de los billetes, lo que contribuirá a su seguridad y también portará imágenes fantasma.

El frente la credencial se verá más limpio, pero mantendrá elementos como: el sexo, folio, año de registro, clave de elector, estado, municipio, localidad y vigencia.

Al reverso, el código que actualmente tiene en la parte superior, desaparecerá. Asimismo, los espacios donde se marcan las votaciones de cada elección, se subirán a ese espacio.

También en la parte trasera se creará un código QR, que es un “cuadrito” que a través de un teléfono inteligente o una tableta se puede leer y el titular obtendrá beneficios, como saber el sitio exacto de su casilla donde votará en una elección federal o local, y así evitará la llamada a IFETEL.

Otro elemento importante, es que ya tendrá un código para lectura mecánica similar al que utilizan los pasaportes y que es bienvenido en diversos países del mundo.

En los módulos del IFE ya se planea tomar las 10 huellas dactilares de cada ciudadano en la emisión de su credencial, éstas no aparecerán en la mica, pero sí se quedarán en la base de datos del órgano electoral.

Huellas dactilares facilitan compulsa Una de las razones será porque la identificación de las personas es más fácil con las 10 huellas, “si en una base de datos yo tengo las 10 huellas de todos los ciudadanos mexicanos para hacer la compulsa entre una persona y para asegurarme que Juan Pérez Martínez es Juan Pérez Martínez y no alguien que le está robando la identidad, no llega ni a segundos”.

Pero, “si tengo sólo dos huellas, la compulsa puede llegar a ser de horas, entonces, esa es una cuestión de eficiencia para poder darle un mejor servicio a los mexicanos y con el resguardo propio de la delicadeza que significa tener una base de datos personales”.

Según la consejera electoral Marván, no es la primera vez que la credencial sufre cambios, pues cada cinco años se analizan y presentan modificaciones, sólo que son casi imperceptibles para los ciudadanos.

El IFE planea aprobar estos cambios el próximo miércoles en su sesión extraordinaria, debido a que la licitación necesitan emitirla lo antes posible, por el costo tan alto que presentará, incluso, el ganador tendrá que montar una nueva fábrica.

El ganador de la licitación, el Instituto Federal Electoral lo anunciará en enero para que prepare la fabricación del documento oficial y para que en el mes de julio de 2013, ya esté produciendo las nuevas credenciales de elector con fotografía.

Aunque no tiene el costo exacto de la licitación, si comenta que el precio actual de cada credencial es de siete pesos, “lo que buscamos como instituto es incrementar la calidad y minimizar el costo, que por las condiciones nuevas puede subir un poco, a lo mejor inclusive baja, recordemos que la tecnología cada vez se hace más barata”.

En este rubro podrían entrar las 11 millones de credenciales que vencerán el 31 de diciembre de 2013 y que son denominadas como “09” y “12”. La consejera Marván dice que si las renuevan después de julio, ya podrán contar con la nueva credencial.

Una de las mayores preocupaciones de las autoridades electorales, es la seguridad de la credencial y que sea casi infalsificable, sin embargo, la propia Marván acepta que no está exenta de ser falsificada.

“Sería arrogante de nuestra parte decir que es infalsificable, sabemos que no lo es, pero cada vez le vamos metiendo más candados de seguridad. Es poner la credencial a la vanguardia de la tecnología y la tecnología al servicio del ciudadano”.

La funcionaria pide a los ciudadanos confiar en el IFE y, sobre todo, en la “institución” en que se ha convertido para los mexicanos la credencial de elector, incluso, garantiza el manejo del padrón electoral para que no caiga en manos ajenas al organismo.

Recuerda que los únicos autorizados para usar una parte del padrón, son los partidos para verificarlo, por eso les hizo un llamado para que lo usen exclusivamente para eso, “no lo pueden y no lo deben usar para operación política, para mandarnos información, para ninguna cuestión relacionada con proselitismo”.

Asegura que la credencial de elector seguirá siendo administrada por el IFE. Dijo que incluso podría caminar de manera paralela con la cédula de identidad que la autoridad federal planea emitir.

“Lo importante sería ver la forma en que encontramos sinergias, de tal manera que le garanticemos a todos los mexicanos el derecho a la identidad, pero también que mantengamos la fortaleza del padrón. México es un país reconocido internacionalmente por tener un padrón que tiene una cobertura en más de 94%”.

Menciona que una de las fortalezas de la base de datos que tiene el IFE, es que la credencial es prácticamente infasificable y eso es “lo que nos hace tenerle la confianza que los mexicanos le han tenido a la credencial de elector”, asegura.