Imprimir

Agregar a Mi Selección
Oxigena tu piel en invierno
  • El frío y el. Sol. pueden aumentar la sensación de rigidez y reducir la elasticidad en la cara, brazos y las piernas

El Gráfico (El Universal)
País: /México Fuente: Periódico
Sección: Vida Tipo Nota: Nota Común
Publicación: 12/28/2015
Autores: Silvia Ojanguren
Páginas: 52
NC: FC:
Calificación: Tipo:
LAS FIESTAS de Fin de Año son días de bajas temperaturas, que pueden afectar la piel si no la cuidas adecuadamente.

El frío y el sol de invierno pueden dañarla, pues no recibe suficiente oxígeno y nutrientes.

Es una cadena y los efectos pueden ser disminución de La luminosidad, aumentar la sensación de rigidez y reducir la elasticidad; estas condiciones, en casos extremos, pueden provocar escamas, heridas, inflamaciones, rojeces.

MÁS DETALLES DE CUIDADO Elige productos que tengan Factor de Protección Solar igual o mayor a 15.

Lo más recomendable es tener una rutina completa que incluya estas principales fases: Empieza siempre con una limpieza facial que elimine las impurezas que se hayan acumulado durante el día, aun cuando no te hayas maquillado.

Utiliza productos con extractos botánicos que ayuden a cerrar tus poros y a mantener la humedad esencial de tu cutis para mejorar su textura y darle una apariencia más tersa.

Identifica cuáles son las necesidades de tu piel para que puedas repararla, es decir, siguieres atender las líneas de expresión, si deseas dar más Luminosidad o disminuir manchas.

Usa productos hidratantes que además puedan ayudar a disminuir la aparición de manchas y decoloraciones además de aminorar el aspecto de las líneas de expresión.

Proteger tu rostro de los rayos del sol es fundamental en cualquier época del año, la exposición sin protección favorece la aparición de las arrugas en la edad madura.

La belleza es primero Para prevenir el impacto del frío en tu piel, expertos de Amway recomiendan una rutina de belleza con productos de calidad y rutinas de cuidado: Utilizar agua demasiado caliente cuando te bañas puede afectar a tu piel. Si hay una temperatura muy baja, someterte a cambios bruscos no es recomendable, puede dañar los vasos sanguíneos.

Consume vitaminas. La A es buena para la piel y se halla en la leche, queso, zanahoria, calabaza y melón, entre otros alimentos, y la C está en fresas, kiwi, naranja, mandarina y pimientos.

Es muy importante tomar agua. Las bajas temperaturas pueden propiciar que no sientas sed, pero el aire frío reseca tu piel.

Utiliza productos humectantes de calidad: Es importante aplicar una buena crema o loción humectante que sea adecuada para tu piel, tomando en cuenta si tienes piel grasa, seca o normal.